viernes, 11 de diciembre de 2015

UN SAN VALENTÍN PARA REFLEXIONAR

Hola a todos.
No es el Día de los Enamorados. Es más que evidente.
Pero me apetecía hacer esta entrada. Se celebra el amor una vez al año. ¿De verdad se puede hacer?
¿De verdad? ¿Se puede celebrar el amor una vez al año?
Es un poco como la Navidad.
Una vez al año, se reúnen las familias. Es algo forzado que tengamos que estar contentos sólo porque es Nochebuena.
La alegría es algo que debe de demostrarse todos los días del año. Lo mismo que el amor debe de celebrarse durante todo el año. No basta con acordarse de la persona amada una vez. ¿Acaso los restantes días no cuentan? El amor es como una planta. Hay que cuidarla porque termina marchitándose. El amor no es algo que debe de demostrarse sólo con regalos. Los regalos están bien. Son bonitos.
Hacen mucha ilusión a quién los recibe. Sin embargo, no están sólo los regalos. Hay también otras cosas. Querer de verdad a una persona se demuestra todos los días.
A todas horas...
Una sonrisa puede levantar el ánimo del ser amado cuando está triste. Una llamada por teléfono le puede hacer ilusión. O mandarle un mensaje.
Intentar consolarla cuando está triste. Decirle lo mucho que la quieres.
Pueden parecer tonterías. Sin embargo, esa persona lo sabe agradecer. Se siente amada. Sabe que su amor es correspondido. Y eso es lo más hermoso que hay.
Las palabras se las puede llevar el viento. Por desgracia, ocurre con frecuencia.
Pero los hechos quedan patentes. Los detalles románticos también cuentan. Es bonito tener un detalle especial con la persona amada. Es otra manera de cuidar esa relación. Haciéndola sentir especial, como el primer día. No es nada fácil que una relación salga adelante. Pero el amor, si se cuida, dura toda la vida. No hay que acordarse sólo de la persona que amamos una vez al año. Hay que pensar en ella todos los días.
Lo único que podemos conseguir es alejarla de nuestro lado.
Es muy doloroso que ese amor tan grande pueda acabar por nuestra culpa.
Por eso, hay que cuidarlo. Hay que hacer lo imposible para que ese amor dure eternamente.

 Ellie y Carl, o el amor que duró eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada