miércoles, 30 de diciembre de 2015

CUANDO BEAU BRUMMELL CONOCIÓ AL PRÍNCIPE GEORGE

Hola a todos.
Seguimos rindiéndole un particular tributo al que fue, sin duda, el Árbitro de la Elegancia, Beau Brummell.
En esta ocasión, os quiero contar cómo se conocieron Beau Brummell y el hombre que tanto iba a cambiar su vida, el Príncipe George.
El joven Príncipe de Gales era bastante extravagante en todos los aspectos. Incluida, su manera de vestir era particularmente estrafalaria.
Un día, se encontraron en una tienda situada en Green Park. George Brummell estaba allí hablando con la propietaria de la tienda. Entonces, una pareja entró en el local. Era una mujer, la marquesa de Salisbury, María Amelia. El hombre era el joven Príncipe de Gales. Nuestro querido Prinny...
Brummell nunca se cortaba a la hora de hablar. Se dirigió al joven Príncipe y le criticó abiertamente su manera de vestir. Lucía una impecable corbata. Pero el chaleco, la camisa y el pantalón no eran los más acertados. Los zapatos eran a la última moda, de punta afilada.
El corte de la camisa no era el mejor. Lo mismo se puede decir del corte de su chaqueta de cola. Además, el Príncipe estaba gordo.
No supo defenderse.
Admiró la altura de Beau Brummell. El hecho de que se trataba de un joven atractivo. Sentía admiración hacia él. Una admiración no exenta de envidia...
Decidió que debía de formar parte de su grupo de amigos. Comenzaba para Beau Brummell su época de mayor esplendor. Sin embargo, su manera de hablar tan clara y directa le llevó a perder el favor del Príncipe.
Pero eso será otra historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada