lunes, 21 de julio de 2014

ESCENA ELIMINADA DE "UN AMOR PROHIBIDO"

Hola a todos.
Hoy, vamos a ver otra escena eliminada de mi novela Un amor prohibido que tiene como protagonistas a dos personajes muy importantes de la historia: Theola Warrick y Brianna MacKinley.

                                 Los años fueron pasando.
                                 La gente se acordaba a menudo de la pobre April, como solían llamarla.
                                La joven decidió romper todo contacto con los vecinos del pueblo. Se sabía que era feliz viviendo lejos. Que estaba sacando ella sola adelante a su hermano menor, a Harry. Para ella, Harry era algo parecido a su hija Elsie.
                                 Pero lo que más comentaban los vecinos era la huida que había protagonizado la hermana menor de April, Alice, con William. Peggy criticaba a Alice por haberse enamorado de un comanche y haberse escapado con él. Para entonces, el sheriff MacKinley fue destituido de su puesto de sheriff.
                               Su sustituto era un hombre con muy mala fama apellidado Layton. El hombre pasaba más tiempo metido dentro del saloon bebiendo que en la oficina.
                                El anterior sheriff se sintió dolido cuando se vio despojado de su estrella. Decidió volcarse de lleno en el cuidado de su familia. Había perdido a su primera esposa, con la que había adoptado a un niño llamado Gray. Y también fue testigo, años después, de la muerte de Gray a consecuencia de una neumonía. Clint MacKinley deseaba ser feliz. Por ese motivo, no vaciló cuando volvió a enamorarse. Jenna era viuda. No tenía hijos. Y había sufrido mucho en la vida.
                               Jenna y Clint se casaron. Por aquel entonces, Gray todavía vivía. Y aquel niño fue como un hijo para Jenna. Los años fueron pasando. Y Jenna permaneció al lado de su marido.
                                Pero aquella historia de amor no cautivó la mente de dos jovencitas del pueblo. Se trataba de Theola Warrick y de la hija adoptiva de Clint y de Jenna, Brianna Daphne MacKinley.
                               Desde que Theola llegó a San Ezequiel para vivir con sus tíos, Brianna y ella se habían convertido en inseparables. Pasaban muchas tardes jugando juntas a la orilla del riachuelo.
                              Intercambiaban confidencias.
-Yo deseo eso para mí-le confesó en una de aquellas tardes Theola a su amiga-Deseo escaparme con el hombre al que amo. ¡Y que nadie nos encuentre! ¡Sería maravilloso!
-Pues yo opino que sería una locura-afirmó Brianna.
-¿No estás deseando encontrar el amor?
                               Brianna y Theola tenían trece años por aquella época. Sus cuerpos todavía eran los de dos niñas.
                               Sin embargo, no tardarían en convertirse en mujeres. Jenna deseaba explicarle a sus hijas los cambios que estaba a punto de sufrir su cuerpo. Pero no encontraba el momento adecuado para hacerlo. Le daba mucha vergüenza. Lo intentó en varias ocasiones, pero no pudo. Buscaba a Brianna en su habitación. La abordaba cuando estaba haciendo los deberes. Empezaba a hablar. Pero acababa poniéndose roja de vergüenza.
-El amor es un incordio-contestó Brianna-Yo sólo quiero sacar buenas notas.
-Mi prima Cathy ya está empezando a hablar de chicos-le confesó Theola.
-Tu prima Cathy sólo habla de un chico. Y su nombre es Dillon O' Hara.
-Pues su hermano Tyler no te quita la vista de encima. ¡Me he dado cuenta! Creo que le gustas.
-¡Theola!
                                 Brianna se ruborizó al escuchar el nombre de Tyler.
                                 Siempre la estaba mirando. Y su mirada estaba cargada de adoración.
                                 Brianna no podía mentirle a Theola. Le gustaba mucho Tyler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada