lunes, 14 de julio de 2014

ESCENA ELIMINADA DE "UN AMOR PROHIBIDO"

Hola a todos.
Hoy, vamos a seguir viendo más escenas eliminadas de mi novela Un amor prohibido. 
Vamos a ver cómo se inicia el romance entre William y Alice.

                               Encontrarse con William en la llanura era una locura. Alice lo supo la siguiente vez que fue al cementerio.
                               William estaba fuera. Parecía que la estaba esperando. Todo lo que ocurrió a continuación le pareció a Alice una locura.
-¿Cómo estás?-le preguntó la muchacha-¿Te encuentras ya mejor?
-Quería verte-respondió William.
-¿Qué quieres de mí? Ni siquiera sé tu nombre.
-Mi nombre es Halcón Volador. Pero los blancos me llamaron William. Llámame como tú quieras. Tampoco sé tu nombre.
-Me llamo Alice.
                          William recorrió con la mirada el rostro y la figura de Alice. La chica se sintió un tanto incómoda. William no había podido olvidar a Alice desde que la vio por primera vez días antes, durante el entierro de Espíritu Cazador y de su mujer.
                           No se han ido, pensó William.
                           Alice comenzó a caminar. William empezó a caminar a su lado.
-No puedo entretenerme demasiado-dijo Alice.
                            Sus padres la estaban esperando. Querían ir a visitar a April y a Elsie. Lo malo era que Jay estaría también en casa. En ocasiones, Jay y April discutían delante de ellos. Clifford se reía porque pensaba que Jay estaba sufriendo al intentar meter en vereda a April.
-Deseo que nos veamos más a menudo-afirmó William-¿Y si vienes mañana? Sobre esta misma hora...
-No sé si podré-contestó Alice-Mi hermana está embarazada. Y...
-Por favor...Quiero conocerte mejor. Me gustaría saber más cosas de ti. Además de tu nombre...Quiero saber todo lo que piensas. Y que tú me conozcas mejor.
                            No había nadie en la llanura. Había unas pocas personas en el cementerio, pero estaban ocupadas rezando. O depositando flores en las tumbas de sus seres queridos.
-Nos vemos mañana-asintió Alice.
-Te estaré esperando-le prometió William.
-Sí...
                             Para sorpresa de Alice, William la tomó entre sus brazos y la besó. Fue un beso fuerte y, al mismo tiempo, ardiente. Aquel beso tan apasionado dejó a Alice atónita. Nunca pensó que aquello pudiera pasar. La chica sintió cómo se le iba el aire. No supo qué decir cuando se apartó de William. Lo único que hizo fue echar a correr.



                                Llegó al rancho.
                                Cerró nerviosa la puerta.
                                El corazón de Alice latía a gran velocidad. No podía creerse lo que acababa de pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada