sábado, 9 de agosto de 2014

ESCENA ELIMINADA DE "UN AMOR PROHIBIDO"

Hola a todos.
En las escenas eliminadas que vienen a continuación de mi novela Un amor prohibido, Alice y William son los protagonistas.
Seguiremos disfrutando de su secreta historia de amor.
¡Vamos a ver lo que pasa!

                                        Encontrarse en la llanura con un joven comanche le pareció una locura a Alice. Pero allí estaba ella. Era ya noche cerrada. Tanto sus padres como su hermano menor, Harry, se encontraban profundamente dormidos en su casa. Alice había salido a hurtadillas de su casa. Había ensillado su yegua.
                                         Y allí estaba.
                                         William la estaba esperando cuando llegó.
-Sabía que vendrías-le aseguró.
                                          Alice detuvo a su yegua. Desmontó con cuidado.
-Todo esto me parece una locura-afirmó la joven.
-Pero has venido aquí-le recordó William.
-No tendría que estar aquí. Mis padres se pondrán furiosos conmigo cuando se enteren.
-No olvido que eres la cuñada del ayudante del sheriff MacKinley. Y él reniega de su sangre. De lo que es realmente.
-¿Tú sabes cómo es mi cuñado?
-He oído hablar de él. Y le he visto.
                                     Alice pensó que a William no le caía nada bien Jay. Siendo sincera consigo misma, a ella tampoco le caía nada bien Jay. Le toleraba porque era el marido de April. Le respetaba porque era el padre de su sobrina Elsie. Intentaba llevarse bien con él porque pensaba que April estaba enamorada de él.
-A ti no te cae nada bien tu cuñado-observó William-Puedes contármelo.
-No me gusta la manera en la que trata a April. Se nota que no la quiere. Sólo quiere una cosa de ella.
-Me lo imagino. Debe de pensar lo peor de tu hermana. Aunque no tenga razón.
-Así es. La tiene encerrada todo el día en casa. April se está marchitando poco a poco. Y nuestro padre piensa que Jay es el único capaz de meterla en vereda, como suele decir.
                                    William pensó que Jay estaba equivocado. Cuando una persona ama a otra, no puede tenerla encerrada en una especie de prisión durante el resto de su vida.
                                    Debe de dejarla salir. William pensó que él jamás le haría eso a Alice. Sentía por aquella muchacha un gran respeto. Pero Alice se había colado poco a poco en su corazón. No podía negar que estaba enamorado de ella.
                                    Cuando William besó a Alice, se olvidó de todo. La besó con respeto. Pero también la besó con pasión. La besó de manera larga. Pero, a su vez, también la besó de manera dulce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada