miércoles, 13 de agosto de 2014

CINCUENTA SOMBRAS DECIMONÓNICAS DE GREY

Hola a todos.
Hace algunos años, escribí una historia que es bastante fuerte. Es una novela en la que hay de todo. Y cuando digo que hay de todo es que hay de todo. No se parece en nada a las famosas Cincuenta sombras de Grey. Al menos, no mucho. Es una novela romántica que está dividida en cinco partes. De este modo, no resultará tan pesado cuando la publique. Si es que me decido a publicarla algún día. Tengo mis dudas al respecto.
La acción transcurre en una isla de La India durante de la década de 1840. Confieso que siento una gran debilidad hacia ese país. Y que las décadas de 1830, 1840 y 1850 son mis favoritas.
Y sí...Hay muchos lugares en La India a descubrir más allá de Calcuta, Delhi, Nueva Delhi, Madras y Benarés y Darjeeling.
No sólo cuenta una historia de amor. Hay escenas muy crudas y no estoy exagerando. El protagonista es un joven problemático, con problemas con las drogas (el opio) y el alcohol. No es un tipo recomendable. Se corta sólo por el placer de provocarse así mismo dolor.
Y está obsesionado con la muerte. Tiene ciertas tendencias necrófilas.
No es ninguna broma. Es verdad. Y, en escena, aparece ella.
Se trata de una joven que está emparentada con él. Una joven de buena familia que ha estado toda la vida sobreprotegida por su familia. Y se enamora de este joven que es todo lo contrario a lo que debería de ser un buen caballero.
¿Y qué hará ella?
Nuestra protagonista se deja arrastras por sus besos apasionados. Por sus caricias...Por lo que sabe a prohibido.
James y Hester son los nombres que tienen los protagonistas de esta novela que no sé si verá la luz algún día. Me da mucho corte que vea la luz una historia que he escrito en la que el protagonista tiene un carácter tan oscuro en el sentido de sus adicciones y de ciertas tendencias sexuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada