domingo, 10 de agosto de 2014

ESCENA ELIMINADA DE "UN AMOR PROHIBIDO"

Hola a todos.
Hoy, seguimos viendo cómo se desarrolla la historia de amor entre Alice y William.
Aunque haya descartado a esta pareja por no querer meterle paja a Un amor prohibido, lo cierto es que su historia merecía ver la luz.

                                       ¡Es una locura!, pensó Alice.
                                       Era otra vez noche cerrada. Y había vuelto a encontrarse con William en la llanura.
-Nada de esto es una locura-le aseguró él, leyéndole la mente.
                                       Pero Alice no lo veía del mismo modo. Sentía que estaba a punto de arruinar su reputación si se descubría aquella relación. Porque era cierto que William y ella mantenían una relación. Una relación amorosa...
-Para mí, esto me parece sacado de un sueño-comentó Alice.
                                      Y se echó a reír. Pensó en su hermana April.
                                      Desde siempre, April había sido la más alocada de las dos hermanas. Y Alice había sido la hermana menor. Pero también había sido la hermana sensata.
-Cuando nos enamoramos, sólo podemos pensar con el corazón-opinó William.
                                     Y Alice se sintió obligada a darle la razón. Era cierto todo lo que William acababa de decirle. Desde que le conoció, su corazón había tomado el mando de todo. Ya no podía pensar con sensatez. Su sentido común se había ido al garete.
                                     Y a William le pasaba lo mismo. Hacía caso omiso de los consejos que le habían dado sus padres acerca de su relación con una joven de piel blanca. ¿Acaso había olvidado lo que le había pasado a su hermanastro? No lo había olvidado.
-Sólo puedo pensar en ti-se sinceró William-Los espíritus han hecho que nos conozcamos.
-Pero puede ser nocivo para nosotros-se lamentó Alice.
-Los espíritus han decidido que hemos de estar juntos. Aunque tu gente y mi gente digan lo contrario.
                                 Los dos se fundieron en un beso cargado de intensidad. Alice se dio cuenta de que los labios de William no sólo la estaban besando. Su lengua...Sus dientes...También la besaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada