jueves, 5 de junio de 2014

ACERCA DE TINA Y SEAN

Hola a todos. 
Este pequeño fragmento de la historia de amor de Tina y Sean está narrado en tercera persona. 
Espero que os guste.  

              Después de su boda, Tina y Sean se fueron a vivir a la pequeña isla de Kitterland, cerca de la isla de Man.
-¿Eres feliz?-le preguntó Sean a Tina durante el trayecto hasta Kitterland. 
               Viajaron en una barca alquilada. Tina miraba a su alrededor. 
-Soy la mujer más feliz del mundo-respondió la joven.
                El viaje hasta Kitterland se le estaba haciendo largo. 
-Aún no me puedo creer que nos hayamos casado-se maravilló Sean. 
                Tina esbozó una sonrisa. Ella tampoco se lo creía. Era la esposa de Sean. 
                El continente estaba en guerra. Todo el mundo parecía estar enfrentado con todo el mundo. Lord Smith era un vehemente enemigo de Napoleón, si bien no pensaba viajar a la Península a luchar contra él. Prefería quedarse sentado en el sofá del salón de su mansión en el lujoso barrio de Mayfair. Tina frunció el ceño al pensar en su padre. 
-Todo irá bien a partir de ahora-le aseguró su marido. 
                 Tina se detuvo en aquel pensamiento. Ahora, Sean era su marido. Y ella era su mujer. Iban a pasar el resto de sus vidas juntos. Tina pensó en Eleanor. Se dijo así misma que Sean no era como Cliff, el marido de su mejor amiga. Sean nunca le sería infiel. Nunca le haría daño. Podía confiar en él completamente. 
-Te quiero mucho-le aseguró Sean. 
                   Tina sonrió. El sueño de su vida se había hecho realidad. 
                   Sean y ella estaban casados. 




Es un fragmento más bien corto. No he podido escribir más. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada