sábado, 31 de mayo de 2014

CARTA DE UNA JOVEN ENAMORADA

Hola a todos.
En mi blog "Romántica Lilith", subí un relato dividido en dos partes. Sus protagonistas eran una pareja de enamorados, Tina y Sean.
El relato que subo hoy en este blog es una especie de continuación de la historia de amor de Tina y Sean. Se puede leer de manera independiente.

1 DE MARZO DE 1812

                              MI QUERIDO SEAN:

                              La visita que me ha hecho hoy tu hermana Eleanor me ha dejado un tanto sorprendida. Nos hemos visto esta tarde en el salón de mi casa. 
                              Eleanor no es tonta. Nos conoce demasiado bien. Sabe que hay algo entre nosotros. 
-Te pido con franqueza que me hables de tu relación con mi hermano-me ha pedido. 
                               Intenté hacerme la tonta. Pero no puedo engañar a Eleanor. 
-Sé que hay algo entre Sean y tú, Tina-me ha dicho Eleanor-Te lo ruego. No me engañes. 
-Sean y yo nos amamos-le he confesado. 
-¿Ha pasado algo entre vosotros? 
-¿Por qué me haces esa pregunta? Tu hermano es un perfecto caballero, Ellie. Jamás me haría nada. 
-Porque tengo un terrible presentimiento. Porque lo noto en vosotros cuando estáis juntos. 
-Lo único que ha pasado es que nos hemos dado cuenta de lo mucho que nos queremos. Nada más...
-¿Desde cuándo estáis juntos? 
-Todo empezó hace unas semanas. Lo siento de corazón si te hemos ofendido al enamorarnos. Me importa mucho tu amistad, Ellie. Y no quiero perderte. 
-Tan sólo estoy un poco sorprendida. 
                           Nos sentamos en el sofá. 
                           Eleanor estaba un poco nerviosa. Yo me sentía mal por tener que hablarle con medias verdades. 
-¿Te alegras de que podríamos ser cuñadas?-le pregunté. 
-Entonces, seríamos hermanas-respondió Eleanor. 
-¿Y no te parece que eso sería bueno? 
-Ya te he dicho que estoy un poco sorprendida. 
-Pero, ¿te alegras? 
-Sí...¡Por supuesto que me alegro! Sólo quiero que Sean y tú seáis felices. Nada más...
                           Eleanor no sabe lo demás. Te escribo porque esta noche ha vuelto a pasar. 
                           Has vuelto a colarte en mi habitación. Y yo te estaba esperando. 
-Ya sé que Ellie sabe lo nuestro-me has dicho-Está bastante sorprendida. Era algo que ella no esperaba. 
                            No podía dejar de mirarte. Nunca he conocido a un hombre tan apuesto como tú. La luz de la Luna te daba de lleno en la cara. Te cogí las manos. Te las besé. 
-Dice que, en el fondo, se alegra-te conté-Espero que sea cierto. Ellie es como una hermana para mí. 
                          Tu mirada es dulce, Sean, y tus ojos, al posarse sobre mí, están llenos de amor. 
                           Como lo estaban esta noche. 
-Ven-te dije. 
                          Te llevé de la mano hasta mi cama. 
                          Nuestras ropas no tardaron mucho en caer al suelo. Yo todavía permanecí con el camisón puesto. 
                           Me besaste de lleno en la boca al tiempo que caíamos sobre la cama. Mis padres estaban profundamente dormidos. No se dieron cuenta de nada. Y yo sentía cómo mi cuerpo levitaba. 
                             Sentí cómo me abrazabas. Perdí la cuenta de todos los besos que nos dimos. Apenas hablamos. Tus manos acariciaron mi cuerpo por debajo de mi camisón. Recorriste mi cuello con tus labios. Llenaste de besos mi cara. 
                            Tú me hiciste olvidar todo. Me llevaste hasta el Cielo. No hacía falta salir de mi habitación para sentir que volaba. 
                             Es de madrugada. Tú duermes en mi cama. Yo aprovecho para escribirte esta carta. Para que sepas que te amaré siempre. 


                            No olvides que soy tuya. Y que tú eres mío. 
                             Lo sabemos. 
                            Y, ahora, Eleanor también lo sabe. Y quiero pensar que también nos apoya. 
                             TINA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada