miércoles, 21 de mayo de 2014

REFLEXIÓN

Hola a todos.
Hoy, me gustaría compartir con vosotros esta reflexión acerca de nuestras novelas románticas favoritas.
No entraré en polémicas acerca del aborto porque pienso que cada quien es libre de hacer lo que su conciencia le dicte que haga.
Pero es casi imposible encontrar a una sola heroína de novela romántica que haya decidido abortar. Si la protagonista está embarazada de alguien que no es el galán y que la ha abandonado, no importa. Sigue adelante con su embarazo. Aunque esté sola. Esto pasa mucho tanto en novela romántica histórica como en novela romántica contemporánea. Lo mismo ocurre cuando es un personaje secundario (amiga, prima o hermana de la protagonista). Sigue adelante con el embarazo. Sólo abortan en las novelas románticas las malas, las que hacen putadas a los protagonistas.
Es una pregunta que me hago. Nada más...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada